El nuevo Prêt-à-Porter de Cifonelli

Hugo JACOMET

El nuevo Prêt-à-Porter de Cifonelli

El 25 de enero, Cifonelli presentaba por primera vez una “autentica” colección de prêt-à-porter (después de una mini-colección llamada “cápsula ” de algunas piezas de la temporada pasada) en el hermoso y desconocido para el público en general, museo de la Caza y Naturaleza, en la calle des Archives de París.CIFONELLI RTW collection 2015Como usted probablemente sabe, si es lector habitual de estas columnas, Cifonelli es mi sastre personal desde hace casi diez años (mucho antes de la fundación de PG en 2009) y, en mi opinión, una de las mejores casas de Bespoke el mundo.

Como usted probablemente sabe también, hemos sido, junto con PG, uno de los primeros promotores de la labor de la Rue Marbeuf, su legendaria elegancia sofisticada y su igualmente legendaria calidad.

En los últimos años la Gran Medida de Cifonelli ha sido objeto de un atractivo mundial que no ha disminuido en absoluto, lo que provoca que cada vez más caballeros vengan de todas partes del mundo para hacerse sus trajes chaquetas y abrigos en la calle Marbeuf donde la actividad es intensa (suave eufemismo) y donde más de 40 personas están trabajando todos los días para producir completamente a mano y bajo la dirección de Lorenzo y Massimo Cifonelli, una ropa masculina de entre las mejores y más sofisticadas del mundo.

El nombre Cifonelli hasta ahora nunca ha brillado tanto como hoy en día, sino era entre el muy alto público; al menos en ese círculo que cada vez es más amplio de los amantes de ropa bella y de la elegancia personal.

Con tal imagen y tal fama y tal brillo internacional; muchos nos preguntábamos por qué (o más exactamente cuando?) la casa de la calle Marbeuf iba por fin a lanzarse en la aventura, compleja, cara y nunca ganada de antemano, del prêt-à-porter de alta gama con el fin de permitir a un más grande número de caballeros de todo el mundo acceder a la marca con un ticket de entrada menos elevado que el del Bespoke (que arranca, recodémoslo, en 5.500 euros el traje chaqueta de dos piezas en Cifonelli Gran Medida).

Y eso que antes que ella; numerosas casas del hecho a medida intentaron la transición hacia el Prêt-à-porter con, reconozcámoslo, más o menos éxito; y ya estábamos deseando que la casa Cifonelli nos propusiera un producto de Prêt-à-porter realmente digno de su nombre y de su fama.

Porque; seamos claros; pasar del Bespoke al Prêt-à-porter es; la mayoría de las veces; una abstracción intelectual; una cosa que no existe concretamente, menos en la imaginación de los servicios marketing, que de hecho no tienen la mayoría de las veces ni idea de lo que el auténtico Bespoke representa en términos de esfuerzos, experiencia y de las dificultades de su ejecución.

En realidad, establecer una comparación entre un auténtico producto Bespoke y un producto de prêt-à-porter de la “misma” casa es a menudo y en la mayoría de los casos; comparar un Fórmula 1 con un coche de turismo (cosa que a los fabricantes no les importa hacer nunca; evidentemente) o de aprovecharse del brillo – legítimo – de una casa de perfumes del más alto nivel para vender hectolitros de perfumes sin alma ni interés ninguno.

Estas técnicas del “spin-off”; muy conocidas entre los profesionales de la comunicación; y que consisten en aprovechar la imagen y la fama de un producto de excepción reservado solo a una élite financiera para hacer creer al gran público, con una versión muy degradada del original (o con simplemente el logo); que han tenido acceso a una (pequeña) parte de un sueño; no tienen nada de nuevo.

De hecho, evidentemente, hay diferentes niveles en las técnicas de “spin-off”: desde la más grosera (como hacer creer a los consumidores de su pequeño Citroën C4 que tienen algo que ver; aunque sea de lejos; con lo que permitió a Sebastien Loeb convertirse nueve veces en el campeón del mundo de los rallyes); a la más sofisticada (como la adicción a los detalles verdaderamente nacidos de la cultura del traje en los productos estandarizados).

Desde hace varios años hasta hace poco, Cifonelli proponía, únicamente en una pequeña tienda de la calle Marbeuf (situada justo debajo del salón Bespoke) y en algunos puntos de venta en el extranjero (como Isetan en Japón); un bonito prêt-à-porter fabricado en Italia en la famosa sastrería Caruso (que fabrica para todo el mundo), pero que no tenía, según dice el mismo Lorenzo Cifonelli, poca cosa que ver en términos de estilo y de “flair”, con las creaciones del salón del hecho a medida y sus sellos emblemáticos como el hombro “cigarrillo” estructurado y ligeramente girado (el dicho “hombro Cifonelli”); las sisas muy altas (ciertamente; las más altas del mercado); el pecho pequeño, el cran de la solapa situado muy alta con un cruce de seis a uno con el posicionamiento del botón activo más arriba que la media en las chaquetas. Esto sólo para citar algunos.

Porque con tal apellido, no hace falta recordar que los potenciales clientes no tienen nada en común con el resto del ganado que siguen ciertas mega-marcas ciegamente; una de ellas que lleva mi nombre; sino con unos caballeros interesados en su estilismo y educados para tener un nivel muy alto de exigencia bien por encima del promedio.

¿Cómo, entonces, ha negociado la casa Cifonelli este paso tan peligroso del respetado (e incluso venerado) Bespoke en el mundo entero a un prêt-à-porter que lleva su nombre?

Y sobre todo; ¿como Cifonelli iba a ir en busca de su lugar en un mercado de PAP/MTM alta gama en el que reinan grandes máquinas como Brioni o Kiton; y sastrerías adoradas por los internautas como Cesare Attolini (un excelente ejemplo de “spin off” logrado entre la cultura del traje chaqueta y el prêt-à-porter (muy) alta gama) o también las máquinas de guerra del marketing como Ralph Lauren Purple Label o Stefano Ricci?

Un nuevo equipo y recursos a la altura del proyecto

La primera buena noticia: la casa se dota para este ambicioso proyecto de un nuevo equipo, experimentado y solido dirigido por D. Erwan Camphuis; director aguerrido y experto de una sociedad de inversión especializada en el retail de lujo.Erwan Camphuis and John VizzoneY en cuanto al estilo de la casa; desde ahora está dirigido por el muy experimentado y muy talentoso John Vizzone; prófugo de Ralph Lauren, donde estaba a cargo de las gamas Purple Label y Black Label. Un gran nombre entonces del estilismo masculino y sobre todo un gran profesional del sector.

Por supuesto, los primos Cifonelli, Lorenzo y Massimo; están implicados en las grandes deliberaciones estilísticas del prêt-à-porter; pero siguen por su parte, integralmente concentrados en la Gran Medida que no deja de ser el ADN de la casa.

Una sastrería napolitana dedicada

Es en este punto que Cifonelli se muestra, según nosotros, a la altura de la apuesta (muy) ambiciosa de intentar interpretar, en prêt-à-porter un estilo único que ha merecido el renombre del taller de la casa Bespoke.

Para ello, y en vez de coger el camino fácil como han hecho tantos (entre ellos ciertos vecinos), fabricando sus colecciones en una de las grandes sastrerías italianas del sector y eligiendo algunos modelos entre las centenas de propuestas prácticamente “llave en mano” y contentándose de poner su etiqueta. Cifonelli, en contra de todo esto, ha decidido ir mucho más lejos: el nuevo equipo ha seleccionado minuciosamente una pequeña sastrería napolitana a la vez por su calidad como por su trabajo a mano (irreprochable) pero también por su capacidad, casi contra-natura para una casa puramente napolitana; de conseguir transcribir en prêt-à-porter los grandes elementos del estilo de la casa, especialmente el famoso hombro “cigarrillo”; un elemento muy (muy) complejo de realizar.

Para registro, dicha sastrería ha debido firmar un contrato de exclusividad con Cifonelli y se compromete a no reproducir nunca el hombro del mismo nombre para otro cliente.

El resultado es, en este sentido, casi impresionante y las primeras colecciones asoman la cabeza de Cifonelli: un trabajo de hombro magnífico que confiere a las chaquetas un carisma muy parisino, las sisas altas, una elección de tejido sobrio y elegante. Nada que decir; estamos claramente en un prêt-à-porter de alta gama con trajes maravillosos y magníficamente realizados.Cifonelli RTW collection 1Cifonelli RTW collection 2Cifonelli RTW Collection 3Cifonelli RTW Collection 4

Una nueva dirección emblemática

También en este aspecto, el nuevo equipo no ha dudado en apostar por el proyecto y muy pronto abre una tienda “flagship” situada en el ángulo de la avenida Matignon y la calle del Faubourg St. Honoré.Boutique Cifonelli Paris 1Boutique Cifonelli Paris 2

¿Quién da más?

Un posicionamiento precio relevante y competitivo

Quedaba por posicionar la oferta Cifonelli en prêt-à- porter en un rango de precio relevante y competitivo frente a la competencia de la mejor calidad : Kiton , Brioni , Attolini , Ricci y demás.

Una vez más, Cifonelli es muy fuerte posicionándose claramente por debajo de los precios (estratosféricos) de los competidores antes mencionados con un rango de precios entre 2.900 y 3.900 euros, lo que es 1.500 a 2.000 euros menos de media menos por un producto, que detalle más o menos, juega en el mismo bando.

¿Una nueva referencia en el prêt-à-porter de lujo?

Con esta nueva gama; a todas miras notable (y de hecho muy señalada por numerosos medios de comunicación); Cifonelli viene, deliberadamente, a echar de la faz de la tierra las grandes casas italianas del prêt-à-porter de lujo; con un posicionamiento de precio que seguramente haga bailar las líneas (en el sentido propio como figurado) en un segmento del mercado hasta ahora dominado por casas que venden su (sublime) prêt-á-porter a precios estratosféricos que van muy a menudo por encima a los del Bespoke tailoring tradicional.

Un excelente arranque que presagia un gran futuro para esta institución del estilo masculino parisino que ha logrado el difícil reto de no descarriar un prêt-à-porter desde todos los puntos de vista digno de su nombre.