Para abordar el fin del mundo con elegancia

Hugo JACOMET

Para abordar el fin del mundo con elegancia

Gentlemen,

según ciertos profetas del pasado o actuales, o más precisamente algunas exégesis azarosas, por no decir descabelladas, de textos por lo menos esotéricos y oscuros, estaríamos viviendo nuestras últimas horas…

Nos provocan la risa estas predicciones apocalípticas e imaginarias pero no por eso debemos olvidar una de las reglas fundamentales de la elegancia masculina: la que consiste en estar listos para cualquier eventualidad y sobre todo vestirse según las circunstancias

He aquí pues en exclusiva en PG, los últimos consejos para acoger el fin del mundo con elegancia, y eso, sea cual sea su postura frente al acontecimiento anunciado: relajados o concentrados, implicados o indiferentes, iluminados o pragmáticos…

PRAGMÁTICOS

Si esta predicción les hace sonreír y que, fieles a su línea de conducta permanente, ustedes suelen estar listos para cualquier tipo de circunstancia, entonces he aquí algunos atuendos que les permitirán combinar pragmatismo y elegancia, en función de los acontecimientos.

En caso de descenso de las temperaturas, deberán tomarse en consideración dos casas italianas y una inglesa.

La casa Montecore produce prendas de invierno, entre las cuales unos anoraks y chaquetas acolchadas que reinterpretan exitosamente los clásicos del ropero masculino y les permitirán hacer frente a las variaciones climáticas y los recortes de energía sin renunciar en el trance a su estilo personal.

La casa Ballantyne produce unos jerséis de cachemira que se sitúan entre los más bellos del mundo así como una gama de prendas que combinan tecnicidad y elegancia. Una verdadera garantía de comodidad, de calor y de solidez, en el caso en que tendrían ustedes que esperar a los socorristas… o echarles una mano, siendo ustedes perfectos gentlemen.

Y por supuesto, la casa Timothy Everest que produce en colaboración con el mítico fabricante de sillines Brooks, esta cazadora de lluvia ultra-técnica para el ciclismo. Porque en caso de urgencia, una buena bicicleta siempre será su mejor amiga…

En cuanto a los zapatos, piezas capitales de un atuendo “estar-listo-para-todo-el-fin-del-mundo”, nuestra elección va a dos modelos a la vez técnicos y distinguidos, que podrán ser usados en todos los terrenos, incluso en los más escarpados (como en Bugarach).

El magnífico y muy sólido “Tanker Boot” realizado por la casa Alden para Leffot en Nueva York.

O este sorprendente borceguí hecho a medida de la casa Himai Iroki al que, confesémoslo, no le falta carácter…

Y para los más precavidos de nosotros, ante la eventual necesidad de desplazarse rápidamente usando medios propios, he aquí el famoso “roller” co-producido por Marc Guyot y Hom. ¡Eficaz, ecológico y relumbrante!

“BUSINESS AS USUAL”: ELEGANTES Y CUIDADOS

Para los de ustedes que decidirían que el 21 de diciembre será “Business as usual” pero que no se prohibirían no obstante comerciar con invasores extraterrestres, conviene andar “sharp” y concisos. Nunca tendrán una segunda ocasión de dar una buena primera impresión…

En este registro, nos parecen seguras e indiscutibles dos casas.

La casa Kiton cuyo nombre “suena” algo a ciencia ficción…

Y la casa Brioni cuyo magnífico traje allí abajo da una apariencia, por lo que a él se refiere, muy “agente secreto” (en la gran tradición de la casa que vistió a Pierce Brosnan cuando era el agente de su Graciosa Majestad).

Y para completar, estos dos trajes inmaculados, dos valores seguros.

La casa John Lobb y su legendaria elegancia discreta, en el caso en que sea necesario practicar el understatement

O la casa Gaziano & Girling, en un registro algo más marcado y furiosamente elegante.

BRILLOSO

Si ustedes forman parte de los que, en cualesquier circunstancias, ya visten como si este día fuera el último (esto es una broma sólo a mitad…), decidirán que la ocasión es más que perfecta y que, después de todo, pase lo que pase, les brindará una nueva y formidable oportunidad de intentar dar lo mejor de ustedes para la jornada. He aquí algunas ideas para esperar el acontecimiento con estilo y elegancia.

Un traje de tres piezas Cifonelli Bespoke (que lleva aquí nuestro amigo Alexander Kraft) para conseguir el grial mientras sea posible…

Un traje sublime de tres piezas Ralph Lauren Purple Label (uno puede preguntarse si, de ser tan omnipresente esta marca en la tierra, no será también conocida en el espacio…). Por supuesto, lo digo en broma.

Un traje Francesco Smalto Couture, el “power suit” por excelencia que sigue siendo una elección de primer plano para trabajar su carisma, sean las circunstancias cordiales o no.

Un traje de rayas cruzado Casare Attolini, para los que no tienen miedo a NO pasar desapercibidos…

Y una chaqueta sport muy chic Belvest para una aproximación más poética al acontecimiento.

Por lo que se refiere a los calzados, hemos elegido rendir un (¿último?) homenaje al dinamismo del sector del calzado masculino de alta gama en Europa con una casa húngara, una casa italiana y una casa portuguesa. Todos los modelos van con montado goodyear. Hay que andar con cautela.

Lazlo Vass :

Riccardo Freccia Bestetti :

Carlos Santos :

RÚSTICO

Si ustedes no creen en todas estas pamplinas, pero que no por eso dejan de estar prudentes y que opinan que más vale prevenir que curar, quizás les parezca una buena idea pasar este día en el campo donde estarán, temporalmente, al abrigo…

Y para seguir siendo elegante en este marco más rústico y más áspero, he aquí algunas casas que hay que tomar en consideración.

La casa Huntsman and Sons con sus tweeds exclusivos, sus sisas muy altas y sus hombros estructurados para permanecer dignos y flemáticos en todas las circunstancias, incluso las más difíciles.

La casa Cifonelli, con esta chaqueta sport bespoke de lana de yaca, una tela con propiedades térmicas excepcionales. Una chaqueta única para una ocasión única.

Y una chaqueta sport Belvest de cachemira para que se conviertan ustedes en auténticos “gentlemen farmers” en caso de apostar por la auto subsistencia en la finca familiar.

EXCÉNTRICO

El fin del mundo no les da miedo porque ustedes sabe que se trata de una farsa enorme. Ustedes deciden pues “hacer un extra” (como decimos en casa) dejándose ir a sus deseos más extremos y reaccionando a la locura circundante gracias a un atuendo desdeñosamente excéntrico. Porque, como para los alumnos en clase, el último día todo está permitido.

La versión “total look con cuadros” por el increíble y talentoso Marc Guyot.

La versión “me pongo las gafas y la corbata que se me antoja” por el omnipresente y audaz Luca Rubinacci.

Y la versión “combino una gran cantidad de motivos para el fin del mundo” (Al Bazar y Tom Ford):

Y para completar este festival de colores y de motivos, dos modelos de calzados propuestos por dos zapateros entre los más creativos del mundo:

El Arca “Electrochoc” de la casa Corthay en versión frambuesa:

Y este “cohete” con hebilla firmado por Bestetti:

BLACK TIE

Si deciden ustedes, al contrario de todos los casos contemplados arriba, que la noche del 21 de diciembre será una noche de gala para terminar (y empezar de nuevo) con brío sean cuales sean las circunstancias, he aquí nuestras sugestiones…

Timothy Everest, Tom Ford, Anderson & Sheppard :

STAR TREK

Pero si, para terminar, ustedes forman parte de los que esperan con impaciencia esta jornada para acoger por fin a nuestros amigos visitantes extraterrestres y entablar con ellos las negociaciones diplomáticas que se imponen, cierto que se decantarán por un atuendo tipo “ciencia ficción” para ser los perfectos plenipotenciarios de nuestra frágil humanidad…

Y en este registro, sin ninguna vacilación, lo que van a necesitar ustedes es ¡ la casa Prada!

Resulta de todo esto que ustedes están ahora listos para hacer frente al fin del mundo con fuerza, serenidad y elegancia.

Y si alguna vez, al contrario de las predicciones, ustedes sobreviven, todo el equipo de PG les desea, de antemano, unas maravillosas fiestas de Navidad y les da cita para la continuación de nuestra cruzada sartorial nada más que… ¡mañana!

Cheers, HUGO