El sorprendente
universo de Riccardo
Freccia Bestetti

Hugo JACOMET

El sorprendente universo de Riccardo Freccia Bestetti

Gentlemen,

Hace cierto tiempo que seguimos muy de cerca el trabajo de Riccardo Freccia Bestetti, sorprendente y misterioso zapatero italiano ubicado en la pequeña ciudad de Vigevano situada a poca distancia de Milán.

Sorprendente, sí que lo es Bestetti. Basta para convencerse echar una mirada a sus creaciones que a menudo rayan en la escultura y que, más allá de los gustos (¡y de los colores!) no pueden dejar indiferente a ningún aficionado a los calzados.

Hay que conceder que algunas formas no son de los más discreto – dulce eufemismo – pero no importa. Todos los aficionados que han tenido la suerte de ver de cerca (eso es mi caso) un par de Besletti a medida se han quedado boquiabiertos… Porque, todo es muy típico en Bestetti y se mantiene fiel al espíritu de su creador epónimo (que se hizo famoso gracias a sus botas tejanas con perforaciones decorativas): las formas (¡fíjense en las pasmosas puntas de estilo pico de águila!), los cambrillones, los cantos, y también las pieles, los patronajes, los acabados. Es una sinfonía de libertad estilística que sólo los italianos saben autorizarse…

Misterioso, Bestetti lo es también, y eso por muchos conceptos.

Primero por su currículo : formación en el taller de un zapatero tejano (¡!) especializado en botas tejanas tradicionales. Luego por la opacidad de su catálogo bastante difícil de descifrar : uno empieza por preguntarse si se trata de Bespoke o de MTO hecho a mano a base de patronajes preexistentes. Es difícil obtener una respuesta pero lo decimos otra vez : ¡no importa! Acabaremos por saberlo después de nuestro encuentro con Riccardo previsto para el próximo otoño. Lo que si es cierto es que todas estas maravillas se fabrican en exclusiva en este taller fecundo de las afueras de Milán y que los precios practicados no son excesivos para este tipo de producto de excepción (a partir de 2200 euros aproximadamente para un par de zapatos de box-calf a medida y 3000 euros si se elige una piel exótica).

Hasta que se publique nuestro reportaje sobre esta casa sublime, les proponemos una primera muestra (de alta calidad) de calzados Bestutti.

Pero les advierto : será bienvenido el uso de un buen analgésico en caso de dolor de cabeza y también el uso de un buen tranquilizante porque no dejarán de invadirles unas ganas incontenibles de coger inmediatamente un avión para ir a Milán.

Abran los ojos en grande…

¿No es eso extraordinario?

Cheers, HUGO