Una combinación
(casi) perfecta

Hugo JACOMET

 

Gentlemen,

Hoy les proponemos un ejemplo muy de interesante que ilustra a la perfección el arte sutil de combinar los colores y los motivos.

Se trata de una combinación sacada de la colección otoño invierno de la maravillosa y grande casa Brioni que, en PG, apreciamos a su justo (y gran) valor.

Entonces, a primera vista queda obvio que este atuendo es un acierto y la combinación de colores muy equilibrada. No cabe duda de que cada pieza, considerada aparte, es magnífica, sobre todo el blazer burdeos y el chaleco color chocolate, siendo ambas piezas de cachemir puro.

Ahora bien, a nuestro parecer, un detalle no se sitúa a la altura de la intención estética porque no respeta un principio fundamental del que hemos hablado ya a menudo en estas columnas : la mezcla de motivos.

En efecto, la pajarita (o corbata de lazo) y el abrigo proponen motivos muy similares lo que tiene por consecuencia que no nos fijemos en la cara. Al fin y al cabo, eso enturbia un poco la imagen global.

La pauta que no se respeta allí es sencilla : cuando mezclan ustedes dos motivos similares (en este caso los cuadros), esté atento al hecho de que sus tamaños sean distintos (lo que no se observa en este ejemplo).

Además, el hecho de que la pajarita se parezca demasiado al abrigo es un excelente ejemplo de “anti sprezzatura” (la famosa desenvoltura artificial ).

Por decirlo de otro modo, si ustedes toparan con aquel joven elegante en la calle, pensarían que ha reflexionado demasiado acerca de su atuendo.

Imaginen el mismo atuendo con una pajarita lisa : el resultado sería mucho más “relajado” y por consiguiente, mucho más natural.

Pero maticemos nuestro juicio : nuestro análisis se vuelve caduco si el hombre se quita el abrigo…

Cheers, HUGO