Norton & Sons :
una casa en
plena renovación

Hugo JACOMET

Norton & Sons : una casa en plena renovación

Gentlemen,

He aquí la cuarta y penúltima parte de nuestra escapada a Savile Row que nos conduce, por la tarde de este viernes del mes de septiembre, a traspasar el umbral de la ilustre c asa Norton & Sons, una de las más antiguas del Row (1821) que fue reactivada hace algunos años por el hiperactivo (e híper mediatizado) Patrick Grant.

Esta casa, en plena renovación, tiene un tamaño menos importante que las dos anteriores ya que “sólo” produce 350 trajes al año contra 1500 en Anderson & Sheppard y 700 en Huntsman.

Aquí, como en los demás casos, la acogida por el dueño del lugar fue de lo más cordial y mi visita fue muy agradable y tranquila. Esta tranquilidad a lo mejor se podía explicar por la hora y por el hecho de que la gran mayoría de los equipos de sastres del Row estaban empezando su fin de semana en el Pub de la esquina saboreando unas pintas de Pale Ale y otros brebajes típicamente británicos.

De modo que no tuve la suerte de ver la totalidad de los talleres en actividad por los motivos más arriba citados.

Sin embargo, pude hablar con toda libertad con el gran “Head Cutter” de la casa, Stephen Allen, y observar a algunos montadores que todavía estaban trabajando. Una vez más, no cabía duda de que estábamos en una auténtica casa de Bespoke y los gestos que observaba eran los de un trabajo de sastre tradicional.

El estilo Norton & Sons, por lo que a él se refiere, me pareció menos “caracterizado” y se sitúa entonces a medio camino entre las dos casas anteriormente visitadas, con un trabajo de hombro bastante estructurado, una cintura ajustada (pero menos marcada que la de Huntsman) y, en resumen, unas líneas bastante clásicas.

A Patrick Grant, seguramente uno de los hombres más elegantes del Row, le gusta recordar que uno de sus credo consiste en evitar al máximo los detalles demasiado vistosos y privilegiar los cortes sencillos, ajustados y muy “nítidos”.

Una casa bella, de dimensiones humanas, clásica, respetuosa de las tradiciones y que, eso sí que sorprende, me dejó una buena impresión a pesar de unos prejuicios que tenía al entrar en aquel espacio adornado con sobriedad. Entre otros prejuicios, la sobre-exposición mediática de Míster Grant y sus colaboraciones “dudosas” con marcas de prêt-à-porter de baja calidad como ”The Kooples” en Francia…

No me toca, desde luego, juzgar de la pertinencia de las múltiples colaboraciones del dueño del lugar y me atendré, pues, a la buena impresión de haber visitado una bella casa de Bespoke que produce hermosísimos trajes clásicos.

All photos © Andy Barnham

Los precios practicados en Norton & Sons se sitúan en la media del Row. Por ejemplo, el traje de dos piezas empieza a £3450.

Es de notar que la casa posee también la marca de prêt-à-porter histórica E. Tautz, que también fue reactivada por Patrick Grant. Volveremos a hablar de esta casa en otro artículo.

Cheers, HUGO.